Las 10 funciones de una dama de honor

Una amiga cercana, o quizá alguna pariente tuya, te pidió que fueras su dama de honor.

Las 10 funciones de una dama de honor

¡Qué emoción! Pero, ¿sabes qué es exactamente lo que este nombramiento implica? Por supuesto que significa que asistirás a cenas, fiestas y demás eventos con ella; pero esta es sólo una pequeñísima parte de tus responsabilidades. Sigue leyendo y entérate de lo que debes hacer para ser una dama de honor en toda la extensión de la palabra:



Será tu deber acompañar a la futura novia a todas las expos de bodas y boutiques que se le atraviesen enfrente. Asimismo, le ayudarás a buscar opciones en páginas web, así como ideas por si quiere mandar a diseñar su propio vestido. Lo más importante: serás honesta con ella y le dirás si un diseño de plano no la favorece.


En este sentido, las revistas de novias y Pinterest serán tus grandes aliados. Haz una carpeta donde pegues todas las ideas que vayan con el estilo de su boda: desde centros de mesa y mesas de dulces hasta proyectos DIY y listas de reproducción para su boda. ¡Te lo agradecerá infinitamente!


Este es quizá uno de los papeles más importantes de una dama de honor. Es un hecho que las futuras novias atravesarán por una montaña rusa de emociones durante la planeación de su boda: euforia, alegría, emoción, estrés, duda… Tu rol será estar con ella en todo momento y asegurarle que todo estará bien.


Será tu deber, y el de todas las damas, organizar una despedida de soltera única e inolvidable. Puede ser una fiesta con cocteles especiales, canapés y juegos para levantar el ambiente, o bien, una comida con una temática muy chic, como una reunión de té o un brunch parisino.


Una dama de honor nunca deberá llegar a la boda como un invitado más. Deberá estar con la novia desde temprano, acompañándola en su sesión de maquillaje y peinado y al pendiente de lo que se necesite. Una buena idea es que las damas se dividan, y unas estén con la novia, mientras las otras lleguen temprano al lugar de la boda para ultimar detalles.


Forma un kit especial para imprevistos: éste deberá contener pañuelos de papel, pasadores para el cabello, maquillaje, esmalte de uñas, chicles, barritas de granola, unas tijeritas y una lima de uñas, entre otras cosas que se te ocurran.


Si te tocó llegar temprano al lugar de la boda, deberás estar en la entrada recibiendo a todos los invitados para indicarles dónde deberán sentarse y repartirles los programas de la boda. Es fundamental que algunas de las damas supervisen que los invitados se acomoden de la manera correcta.


Por supuesto que una dama de honor podrá divertirse durante la boda, pero su función principal será velar por que todo salga a la perfección y así permitir a la novia que se despreocupe. ¿Que los árboles no están decorados como la novia quería? Tendrán que hacerlo las damas. ¿Que la mesa de dulces no llegó? Las damas serán las encargadas de improvisarla.


¿Eres dama de honor? Entonces olvídate de pasarte la boda entera sentada con cara de aburrimiento. Una vez que se inaugure la pista de baile, tu función principal será amenizar el enlace, y eso implica bailar sin parar hasta que se termine la fiesta. ¡Y nada de irte temprano a casa!


Es probable que seas elegida por la novia para dar un lindo discurso durante la ceremonia. Busca algo emotivo para compartir, como cuánto te alegra ver a tu amiga tan feliz con su pareja. Puedes añadir alguna anécdota divertida para quitarle solemnidad al asunto, pero olvídate de crear momentos incómodos o de querer acaparar la atención del momento.


Te puede interesar: Todo lo que debes saber del Cortejo de los Novios.