El papel del novio en la organización de la boda

La organización de la boda puede llegar a ser una tarea muy estresante, por eso es importante que ambas partes se involucren para hacer la carga menos pesada.

El papel del novio en la organización de la boda

Habitualmente son las novias las que se involucran más en los preparativos de la boda que los novios. Pero lo cierto es que depende de cómo te hayas organizado con tu pareja. En algunas ocasiones, son las mismas novias las que no quieren que colaboren sus novios en la organización, quieren una boda perfecta y qué mejor que hacerlo que con sus propias manos, pero es importante saber que sobreestresarse no vale la pena. Por eso, aunque se quieran ocupar de todos los detalles, es importante apoyarse en la pareja y trabajar juntos. ¡Recuerda que también es su boda! 


La novia es la que se encarga de los detalles y la organización general. Las responsabilidades de ellas abarcarían desde la decoración y todo lo que ello supone (como flores o mobiliario), hasta la elección del pastel y los regalos para los invitados. Se asignan estas tareas a las novias por su excelente capacidad para prestar atención en los detalles más pequeños y muchas de ellas son quienes lo escogen por ser la parte más divertida de organizar.

Regularmente el novio es quien se encarga de escoger los licores de la boda, la música y ambientación, comprar el anillo, reservar los hoteles y el coche nupcial. También están a cargo de escoger a su "Best Man", la vestimenta de su grupo de "damos de honor" y de hacer el clásico brindis.


Pero lo cierto es que actualmente los novios se han involucrado más y más en la organización de la boda. Existen novios muy detallistas y muy atentos con cada detalle de la organización. Algunas parejas llegan al acuerdo de encargarse de aquellos asuntos que verdaderamente le motiven y dejar los que no a su pareja.

Lo mejor es platicar y hablar con tu pareja, sobre todo si lo que quieres es que esté involucrado con toda la organización. Habrá novios a los que les costará más trabajo involucrarse con la organización, por lo que dividir las tareas entre ellos y llegar a acuerdos con lo que los dos estés felices, será una gran idea para no generar malos entendidos. Así cuando llegue la boda ambos podrán celebrar el producto de su trabajo juntos. 

"¡Quedarte con toda la responsabilidad es cosa del pasado!"