¿Cómo escribir los votos matrimoniales?

Expresar su amor por el otro frente a todos sus familiares y amigos, es uno de los momentos más emotivos de la ceremonia.

¿Cómo escribir los votos matrimoniales?

Tradicionalmente esos votos los pregunta el sacerdote, pero muchas parejas prefieren escribir ellos mismos las palabras que le dedicarán a su pareja, lo cuál hace de los votos un momento más especial para recordar.

Los sentimientos son claros, pero al estar frente a un pedazo de papel a veces es complicado expresarse en palabras y podemos llegar a cometer el error de escribir frases trilladas, sin lograr expresar lo que de verdad sentimos.


Lo ideal es escribir con anticipación, para inspirarnos y tener tiempo necesario para expresar lo que queremos. Comienza por leer aquellos poemas que más te gustan, escuchar las canciones más románticas o ver tus películas favoritas de amor; encuentra la inspiración donde gustes. Seguido, piensa en todos aquellos aspectos que te gusten de tu pareja, menciona aquellas cosas que no cualquier otra persona podría decirle, como aquellos pequeños ademanes que notas que tiene, lo que admiras de él o ella, como te hace sentir cuando están juntos y cuando están separados, recuerda todos los momentos felices que has pasado a su lado y también los más crudos para saber cómo han salido de ellos juntos. Y obsérvate a ti misma (o) y ve que es lo que ha cambiado desde que comparten sus vidas.


Seguro que en este punto te han llegado demasiados pensamientos, pues todas esas palabras escríbelas sobre el papel que tienes enfrente, no importa cómo, sólo escríbelo. Ya que tienes todo escrito, vuelve a leerlo y selecciona sólo lo que quieres mencionarle cuando se encuentre frente a ti en el altar. 

Si tiene alguna frase o memento especial que nadie más entendería más que ustedes dos, no temas en comentarlo, al final aquellas palabras tan especiales van dirigidas a esa persona con quién unirás tu vida. Tampoco te preocupes en que tus votos sean demasiado cortos o muy extensos, tómate el tiempo que necesites para expresar todo lo que sientes y que esa persona sienta todo el amor que le tienes, recordándole así, el motivo de estar juntos frente a un altar a punto de unirse en matrimonio.

Si al final de escribir tus votos no puedes aprendértelos, no te preocupes, llévalos escritos y léelos en voz alta, siguen siendo tus palabras las que hablarán frente a él (ella).   


No te preocupes tanto y sólo escribe lo que sientas, olvida las palabras difíciles, no eres ni escritor ni poeta y nadie espera que lo seas. Así que exprésate con toda tranquilidad.