Cómo llevar el ramo de Novia con estilo

El ramo de novia es uno de los elementos protagonistas dentro del mundo nupcial.

Cómo llevar el ramo de Novia con estilo

Pero, sostenerlo y lucirlo durante el gran día, no es tan fácil como parece. Por eso, en Eventi Planner, les vamos a dar algunos consejos para llevar el ramo de novia con mucha clase.

¿Cómo llevar el ramo de novia?

Antes de comenzar a darte nuestros consejos, debes tener claras un par de cosas. El ramo de novia es un complemento que, al igual que tu vestido, refleja tu estilo y personalidad, por lo que debes invertir tiempo en buscar el que más se adecúe a ti y a tu look. ¡Es un complemento imprescindible!


Por otra parte, debes tener en cuenta que no todos los ramos son iguales, lo que quiere decir que no todos los ramos se llevan de la misma manera. Rápidamente: los bouquets se cogen por arriba del tallo; los bouquets pequeños, a la altura del pecho; los tipo vara, como si fuesen un bebé; y los ramos en forma de cascada, con las dos manos y centrados. Dejando esto a un lado, hay 8 consejos que sirven para llevar el ramo de novia, sea de la forma que sea. ¡Atenta!

8 tips para llevar el ramo de novia

1. Intégralo en tu outfitEl ramo de flores es un complemento, por lo que debes lucirlo con elegancia e integrarlo en tu outfit con naturalidad. El ramo no debe parecer un estorbo. Por ejemplo, imagina que es un bolso, nunca piensas que lo llevas, pero forma parte de tu look.


2. La altura. En la mayoría de los casos, el ramo se debe situar en la zona de las caderas, de forma que nunca supere el ombligo. Mantenerlo a esta altura, no sólo hará que luzca más, sino que, además, hará que parezcas más alta y proporcionada.


3. La posición. Una vez hayas comprendido la altura, debes entender la posición. Lo mejor es mantener el ramo bien pegado al cuerpo. Es más estético y cansa menos. Además, debes inclinarlo ligeramente. De esta forma, se apreciará mejor la belleza de las flores y tus manos se verán menos.


4. Sostenlo de forma natural. Aunque en los dos puntos anteriores te hayamos comentado la altura y la posición correctas para portar un ramo, lo mejor es que, si no te sientes cómoda así, lo cojas a tu forma. Es lo bueno de ser tu gran día, puedes hacer lo que te dé la gana y la naturalidad siempre manda.


5. Firmeza, pero no violencia. El ramo se debe llevar con fuerza y decisión, pero no hace falta que que te dejes los nudillos apretándolo. Para no estar en tensión, ni apretarlo demasiado, lo mejor es que el ramo no sea muy pesado. Cuanto más ligero sea, más fácil será de llevar.


6. Mantén la espalda recta. ¿Recuerdas cuando, en las películas, a las princesas les ponían un libro en la cabeza para que mantuviesen la espalda recta? Esta es la sensación que debes tener cuando camines al altar sosteniendo tu ramo. Tranquila, serán solamente unos minutos, después podrás relajarte.


7. Ensaya. Esto es muy importante. Antes de que te llegue el gran día, gasta unos minutos de tu tiempo en ensayar con tu ramo frente al espejo. Puede parecer una tontería, pero de esta forma, te sentirás más segura y confiada.   


8. De camino al altar y una vez terminada la ceremonia. Cuando camines hacia el altar, recuerda llevar el ramo de novia con la mano que no cojas al padrino. En cambio, cuando termine la ceremonia, sostén el ramo con la misma mano con la que vayas a coger a tu marido. Así, también podrás dar la mano a la gente, recogerte el vestido, etc.


Tal vez te interese: ¿Por qué las novias lanzan el ramo?