5 Formas divertidas de incluir vinos en tu Boda

El vino es algo que no puede faltar en tu boda, ya sea que la gente prefiera tomarlo antes, después o durante la comida, es un producto que juega un papel muy importante en este tipo de eventos.

5 Formas divertidas de incluir vinos en tu Boda

Además, si te vas a casar en esta época de calor, hay ciertas recetas que puedes poner a prueba para que los invitados no sólo disfruten de un buen vino blanco o tinto, sino que también se refresquen con un postre hecho con esta bebida.

Helado de vainilla con Moscato

Por cada copa necesitarás dos bolas de helado de vainilla, media taza de refresco de fresa y Moscato.


Paletas heladas de durazno, frambuesa y Moscato

Ingredientes para 10 paletas: 300 gr de duraznos sin piel y hueso, 390 ml de jarabe de azúcar, 120ml de Moscato, 15 gr de frambuesas congeladas, 10 frambuesas frescas. 

Poner en la licuadora los duraznos y 300 ml de jarabe de azúcar. En otro recipiente mezclar el Moscato con 80 ml del jarabe de azúcar.

Aplasta las frambuesas congeladas con el resto del jarabe con ayuda de un tenedor. En cada molde coloca una frambuesa y llena los moldes con la mezcla del Moscato hasta que cubras la frambuesa.

Pon los moldes en el congelador y, una vez que se haya solidificado la mezcla, agrégale un poco de las frambuesas congeladas para después poner el resto de la mezcla del Moscato y un palito de madera. Congélalas nuevamente hasta que queden duras.


Helado de vainilla con vino tinto

En cada vaso coloca helado y cerezas maraschino. Después agrega vino rojo espumoso y disfruta de la deliciosa combinación.



Sorbete de frambuesa y vino