Tips para ahorrar en los preparativos de la boda

Si bien no hay que escatimar cuando se trata de nuestra boda, podríamos ahorrar algunos pesos con unos simples tips para que nos alcance para más días de luna de miel. ¿Te gustaría saber cómo?

Tips para ahorrar en los preparativos de la boda

BANQUETE:

- Fijen la fecha en Viernes o Domingo. El precio del salón/hacienda/jardín será entre 10 y 20% más barato que en Sábado.

- Descarten a los invitados con quien no han convivido mucho o a quiénes han dejado de ver por muchos años.

- Hagan degustación y pidan comida de temporada. Nada exótico ni extravagante ya que suelen costar un 20% más.

- Ópten por economizar en el menú (4 tiempos son demasiados). También les recomendamos que contraten Food Trucks, son tan variados que ofrecen todo tipo de comida, además de destacarse por ser muy económicos.

- Soliciten lo básico de alcohol: vino tinto, blanco, ron, whisky, tequila y 1 digestivo. La opción de barra libre regularmente suele ser una opción más barata si te encuentras con un buen proveedor.

- No pidan el paquete más grande (y caro) del fotógrafo. Existen juegos para involucrar a los invitados con las fotografías de la boda. Algunos crean cuentas en Instagram o Facebook donde pueden subir diferentes fotos tomadas en tu evento.

- Un Dj es más económico que un grupo musical. Y un DJ bueno puede hacer un gran ambiente. 

- Pocos “recuerdos” son conservados por los invitados. No gasten mucho dinero en ellos. regularmente son más apreciados aquellos recuerdos que no son decorativos y que se han elaborado por la misma pareja. 


LA NOVIA :

- No busques el vestido más caro. Busca el vestido que realmente te guste y esté cómodo, recuerda que sólo lo usarás unas cuántas horas.


ANTICIPACIÓN:

- Puedes encontrar buenos precios para el lugar si lo haces con mucha antelación. Lo mismo para otros servicios como fotografía, invitaciones, recuerdos y transporte.


PADRINOS

- Si lo consideran adecuado, pidan a sus amigos y/o familia que sean padrinos de algunas cosas. Esta es la forma de ahorro más controversial porque hay quienes lo consideran de mal gusto. Sin embargo algunas familias lo tienen por tradición.